Año 2017 de nuestra era.
Tras nefastas acciones políticas de la Izmierda nuestra patria vive inmersa en una guerra civil. Todo lo que antaño fuese digno de amar en nuestra convulsa nación ha quedado reducido a cenizas, dejando paso a un nuevo periodo en nuestra ibérica historia: MAZP MAX

14 de enero de 2008

Capítulo 19 - Dos hombres del MAZP

El soldado Psoeterrorista corría tanto como su pierna herida le permitía y esto, al parecer, no era suficiente para dejar atrás al enemigo progresista. Corría hacia el puesto de vigía como potro desbocado que no sabe a donde va, y sólo un impacto de bala certero lo pararía, que por otro lado, el mismo le rogaba a Dios que aquello no ocurriera y lograra sortear a la parca una vez más. Intentó la comunicación por radio de nuevo, pero no muy convencido de que alguien le fuera a contestar.

_Aquí Psoeterrorista, contesta Katzelian... _ No se oyeron más que los gritos de los progresoldados, sus pasos y los silbidos de las balas que llevaban ya unos minutos acompañándolo_ Tengo un jodido ejército a mis espaldas Katzelian, ¡si me matan juró que mi fantasma te atormentará de tal modo, que a mi lado el fantasma del padre de Hamlet parecería un muñeco de José Luis Moreno! ¡Katzelian!

Esta vez una bala pasó rozándole el rostro y fue a impactar contra el tronco de un abeto con lo que trozos y virutas de la corteza le salpicaron. La cosa se ponía fea de verdad. Esquivaba los delgados troncos de jóvenes pinos carrascos y abetos a la par que sentía el aliento del enemigo sobre su nuca, intentado divisar en el terreno que ya estaba cerca del puesto de montaña del MAZP. Y una vez allí qué... Sin su compañero en alerta lo más probable es que terminaran ambos con una bala entre ceja y ceja, no sin antes haberles propinado la oportuna tanda de preguntas aderezadas con unas cuántas ostias, y no precisamente de las que consagran. Y hablando de ostias, a nuestro amigo sólo le quedaba rezar y encomendarse a un santo. Estaba precisamente preguntándose cuál sería el santo más idóneo cuándo se golpeó la cabeza con una de las ramas que trataba de esquivar mientras corría, cayendo de espaldas en el mullido pero helado polvo blanco.

Tardó unos segundos en percatarse de dónde se encontraba, quién era, que hacía allí y por qué no tenía un BMW 320 _ como cada mañana de su vida_ y se dio cuenta de que se encontraba en el claro que precedía la entrada a la cabaña. Lo había conseguido. Había conseguido llegar a la cabaña con vida y... bueno... traer consigo a unos cincuenta progresoldados sedientos de sangre pero en fin, no seamos caprichosos: el que algo quiere algo le cuesta. Además, ¿no se quejaba su compañero de la monotonía de aquella cordillera?

_ Vas a flipar Katzelian..._ se dijo para sí mismo, mientras corría hacia la cabaña más cercana, la despensa, al tiempo que llamaba a su compañero por su nombre de pila_ ¡KAAAAAAAT! ¡Saca tu culo de dónde estes! ¡He venido con unos amigos!

De repente, entre los árboles salió un progresoldado que no parecía estar muy seguro de a donde había llegado. Psoeterrorista que aún sostenía su pistola en la mano derecha, apuntó tranquilamente a algún punto mortal de aquel desgraciado y tras el golpe de índice, el clon se derrumbó como un tronco sobre la nieve, tiñéndola de un rojo carmesí.

_ Katzelian, ¿donde huevos te metes? _ volvió a gritar pero su compañero no parecía estar allí. ¡Oh, santo Dios! ¿Y si los progresoldados ya habían estado allí mientras Psoeterrorista había estado fuera? ¿Y si habían capturado a Katzelian? O peor aún, ¿y si lo habían torturado obligándole a ver reposiciones del extinto programa de TV “La Noria”? ¿O un mix de los mejores discursos de Zapatero, una de las últimas suscripciones del diario EL PAÍS? Si había sucumbido ante semejantes malas artes no era de cobardes, ni débiles, era ante todo comprensible ya que hay que tener estómago para soportar eso.

En las pruebas psicológicas a las que eran sometidos los soldados del MAZP, una de ellas consistía en permanecer amordazado en un zulo acompañado de una televisión y un reproductor de video, la prueba consistía en permanecer el mayor tiempo posible viendo un video de índole giliprogre sin revelar la consigna que le entregaban a uno antes de comenzar dicha prueba, o peor aún antes de enloquecer. Los videos solían cambiar de una promoción a otra. En los últimos años el record en aquella prueba lo ostentaba un soldado que estuvo más de diez minutos enfrentándose a un video de Sonsóles interpretando la nana que Zapatero solía escuchar antes de que Pepiño Blanco lo arropase en su cama. Sin duda le encantaba... La nana, claro está o eso se cree... En fin, como decía este soldado logró permanecer, psicológicamente entero, durante algo más de diez minutos, y eso que el valiente era sordo. Sin duda sus ojos le jugaron una mala pasada ya que como reza el refrán: La carne de progre no es transparente. Finalmente dio no apto en las pruebas, ya que se volvió como una cabra, debido a los diez minutos en los que estuvo expuesto a la radiación de las carnes de Sonsoles. Los más viejos del lugar dicen que aquel pobre hombre regenta ahora la cantina del Cuartel General del MAZP _sito en Cartagena, Murcia_ dónde las malas lenguas aseguran que se cree el mismísimo Zapatero, alegando que es el salvador del pueblo ibérico, bailando al ritmo del himno de Riego, con coreografía propia... Pero bueno, ese es otro tema del que ya hablaremos en otro momento en el que no intenten matar a dos de nuestros soldados del MAZP.

Mientras Psoeterrorista cargaba su pistola guarecido detrás de la endeble, quejumbrosa y podrida valla de madera que acotaba el porche de la cabaña, varios progresoldados salieron de entre los árboles disparando ráfagas con sus rifles de asalto al tun tun. Se iban reagrupando en la nieve, acostados panza abajo y disparando a diestro y siniestro. Aún no habían localizado a Psoeterrorista pero ellos disparaban por si acaso le atinaban sin tener en cuenta el gasto de munición, porque así eran los progresoldados bobalicones, agresivos y sobretodo patanes.

Ya se contaba una docena de enemigos cuando Psoeterrorista agarró una granada de su cinto. La sujeto fuertemente en su mano, se la llevó a la boca para arrancar la anilla con los dientes, como en la películas de Rambo, pero los empastes se lo impidieron provocándole unos escalofríos tremendos al contacto con la anilla metálica.

_¡Ayyy! ¡Me cago en diez!_ Agarró la anilla con los dedos y, ahora sí, tiró con fuerza y sin contemplación.

La lanzó con todas sus fuerzas al núcleo de los desgraciados giliprogres. La detonación no se hizo esperar, cuatro de aquellos desvergonzados salieron volando por los aires, matándolos en el acto. La metralla alcanzó a los demás que se encontraban cerca de los muertos, que yacían sobre el terreno profiriendo alaridos mientras se agarraban distintas partes del cuerpo.

La jugada había salido a pedir de boca, pero ahora nuestro soldado había sido localizado y varios progresoldados se dirigían hacia él. Y empezó un nuevo tiroteo, ahora más igualado al saber ambas partes donde fijar el blanco, aunque por otro lado el soldado del MAZP seguía estando en minoría y se desangraba por momentos.

Había perdido mucha sangre y aunque era un tipo fuerte, las fuerzas empezaban a flaquear. Apoyado sobre su única pierna buena levantó el arma apuntando hacia sus perseguidores. Quiso fijar el blanco pero veía borroso y se mareaba. Disparó. Y falló...

_Upsss, algo me dice que estoy más muerto que los piojos del bigote de Garrido...

Y al soldado no le faltaba razón, había llegado hasta allí con vida perseguido por decenas de progresoldados, se había llevado por delante a bastantes, pero ahora estaba a punto de desangrarse, a penas veía y se tenía en pie, y era seguro que iba a morir acribillado a balazos. Un día completo, sin duda.

Volvió a disparar ya sin nisiquiera apuntar con precisión, disparaba hacia los progresoldados que cada vez se acercaban más, a una distancia de cincuenta o sesenta metros. Increíblemente antes de que se quedase sin balas consiguió herir a uno de ellos en la rodilla, que se quedo tumbado en la nieve agonizante. Entonces ocurrió todo muy despacio, como a cámara lenta. Uno de los que ya se encontraba más cerca, se paró en seco, sacó su pistola alzando su brazo, apuntando a la cabeza del soldado acorralado mientras esbozaba una sonrisa maliciosa.

Psoeterrorista oyó el disparo, pero no sintió dolor alguno. ¿Habría errado el tiro aquel inútil? Alzó la vista hacia su ejecutor, que permanecía inmóvil con la mirada fija en el infinito. Un hilillo de sangre asomó por la visera de su gorra, deslizándose por su frente. El cadáver cayó muy lentamente, quedando semienterrado en un montículo de nieve. Tras el disparo se oyó otro más y otro cuerpo más cayó, y luego otro, y seguidamente otro más. Un disparó, un cadáver. Sin duda se trataba de un francotirador.

Katzelian... _ susurró Psoeterrorista, sonriendo, antes de desmayarse.

10 comentarios:

PSOE terrorista dijo...

¡Hay que joderse! ¡Me has retratado como un descerebrado que está haciendo todo el rato comparaciones malas! ¿Seguro que no nos conocemos en persona?
Por cierto, ya que me he ganado una temporadita en el Pirineo y me han pegado un tiro en una pierna (sin contar con la amenaza de formar parte de cierto harén), hostia va con H.
Lo siento, es superior a mis fuerzas. Si me vas a volver a mandar a sitio inhóspito (si salgo vivo de ésta, claro), ¿me podrías mandar a un desierto? Por cambiar de aires, que el frío cansa.
Saludos y a seguir así.

Pere dijo...

Si, si,..a escribir que nos ponen firmes!
Pobre psoe terrorista!!! de esta no sale.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Mi querido hombre de las agendas: Pozí, te he echado de menos. Los pirados tienen un encanto especial pour moi porque ven la vida donde el tedio se convierte en sonrisa y es un valor escaso como bien sabe mi hombre de múltiples agendas.
Buen capítulo vive Dios... y no me desconcentres que estoy inmersa en el mundo zapatero.
Un besote

Capitán Romeo dijo...

#Psoeterrorista: te la estás jugando soldado... jajajaj Tienes razón con mi lapsus linguae que será corregido cuando mi pereza se proporcionalmente menor a las ganas de corregirlo... ¿Cómo va la pierna?

#Pere: estoy contigo Pere lo más probable es que la palme jajaj ¡¡No hombre no!!

#Mª Angeles: Yo también te he echado de menos. Creo que debería apuntar en mis agendas el pasarme más veces por tu blog como quisiera, pero no te vas a creer si te digo que en estos momentos no encuentro ninguna para apuntarlo jajaj

¡Un abrazo a todos!

PSOE terrorista dijo...

A mí no me preguntes por la pierna. ¡Me he desmayado!
Sólo espero que Katzelian sea buen francotirador.
Y si muero... una medallita a mi familia, para que no crean que soy un inútil que a las primeras de cambio la caga y se lo cargan. Jeje
Saludos.

Sahndrah dijo...

¿A que pensabais que había desertado? Eso le gustaría a más de uno del bando contrario para poder tacharnos de cobaaarrrrrdes, pero NO.Ha sido un lapsus, un break,un punto y aparte.
Aquí estoy dispuesta a dar caña, aunque dame algo de tiempo para ponerme al día sobre el estado de la nación.
Un saludo marcial.

Capitán Romeo dijo...

jajaj celebro su renovada presencia sargento, espero que haya estado engrasando el fusil y afilando en machete porque nos espera una buena...

En serio estoy muy contento de volver a leerte, un fuerte abrazo.

¡¡FIIIIIIIRRRRMESSS!! CAGOENTÓ...

P.J. dijo...

eres un mierda....la izmierda??

hombra callate y dedicate a follarte el cadaver de franco que parece ser tu sueño...nose como a gente como tu la dejan asistir a la universidad en vez de matarla

Capitán Romeo dijo...

#P.J: No voy a borrar tu comentario porque te autoretrata a la perfección. Queda en evidencia que eres un tontopoya... ¡hala! Vete a leer el blog de Pepiño...

PSOE terrorista dijo...

Sí, sí, P.J (¿de pijo, no?), ¿quieres matar verdad? Pues venga, provocar de nuevo una guerra, pero luego no lloréis cuando la volváis a perder, comemierda.
Y, por cierrto, vete tú a follarte el cadáver de La Pasionaria o, mejor, del Ché, que a la hora de su muerte, se comportó como una puta.