Año 2017 de nuestra era.
Tras nefastas acciones políticas de la Izmierda nuestra patria vive inmersa en una guerra civil. Todo lo que antaño fuese digno de amar en nuestra convulsa nación ha quedado reducido a cenizas, dejando paso a un nuevo periodo en nuestra ibérica historia: MAZP MAX

16 de abril de 2007

CAPÍTULO SEXTO. Resurrección...

Los guardias arrojaron al sargento a su celda dejándolo inconsciente en el suelo. La celda era un zulo con paredes de hormigón que a penas mediría los tres metros de ancho y largo, lo suficiente para que cupiese el catre. Asimismo la puerta que sellaba el calabozo de era de hierro forjado donde una bala apenas lo arañaría.

El sargento Hartosdezporky despertó de su pesadilla hecho polvo y se arrastró lastimado hasta al camastro. De repente sonaron los quejidos de los goznes del oxidado portón. No supo si por dicha o por desdicha, sólo se trataba de un soldado que portaba una bandeja con su comida, la dejó del suelo desconfiando y sin parar de apuntar al prisionero que lo miraba con un odio visceral desde el lecho donde yacía hecho un Cristo. Tras dejar la bandeja en el suelo, salió volviendo a cerrar la puerta. Aún podía oír al guardia que vigilaba la puerta silbando una melodía que le resultaba familiar, creyó que se trataba de una canción de cierto cantautor catalán... ¿Al vent se llamaba? Daba igual.

Esta vez lo tenía muy crudo para salir de aquella situación. Y hablando de crudo echó un vistazo a la bandeja que le habían traído, estaba tan agotado de las palizas a las que había sido sometido en los interrogatorios con aquel mastodonte, que había olvidado el hambre que tenía. Así que se incorporó como pudo y cojeando se acercó a recoger su comida. No podía creer lo que veían sus ojos. Quiso reír pero el mero hecho de forzar una sonrisa ya hacía que se retorcieran las tripas de dolor. Y es que el menú se componía de una hamburguesa...

_ Tiene huevos el asunto, con el por culo que dieron antaño para prohibirlas y me sirven una maldita hamburguesa..._ Se dijo para si mismo.

Observó que le habían traído unos sobrecitos de ketchup y una jarra de un agua que distaba mucho de ser limpia y transparente. Estupefacto por la cómica situación de la hamburguesa la cogió separando la parte superior del pan, probablemente la carne sería de rata, pues la vaca hacía tiempo que no existía. No le importaba comérsela, de hecho la rata no está especialmente mala. Agarró un sobrecito de ketchup para untarlo sobre la carne picada. Al abrirlo observó cómo por la raja del sobre se asomaba el liquido rojo y espeso, entonces se quedó inmóvil. A los tres segundos sonrió...

Como por arte de magia, aunque aún dolorido, se levantó raudamente, cogió los sobrecillos de ketchup y tiró la hamburguesa bajo la piltra. Entonces cogió el primer sobre ya abierto se untó los orificios nasales simulando una mosqueta de manera que resultase lo más real posible. Seguidamente cogió el otro sobre, lo abrió y se echó aquella salsa también sobre la boca y las comisuras de los labios. Después se tumbó apoyando la espalda contra el suelo con una pose dramática, la boca abierta al igual que los ojos, que miraban inertes al infinito. Ya sólo debía esperar el momento... Pero el momento no llegaba y no podía perder más el tiempo, ya que dudaba de su resistencia física en el próximo interrogatorio. Así que agarró la jarra de metal que contenía el agua y la estrelló contra una pared. El ruido fue tremendo, el esperado que hiciera una jarra metálica en una celda vacía.

El soldado que guardaba la entrada de la celda se sobresaltó dando un respingo.

_ ¡¿Qué cojones pasa ahí dentro?!_ Gritó asomándose por la mirilla y lo que vio lo sobresaltó aún más. El prisionero yacía inerte en el suelo de la celda, boca arriba, con hilillos de sangre que nacían de las comisuras, serpenteando por el rostro hasta gotear en el suelo. Esto junto a la hemorragia de la nariz confeccionaban una imagen tétrica y estremecedora. El soldado abrió la puerta todo lo rápido que le permitieron sus manos y entró en la celda maldiciendo. Se arrodilló junto al cadáver para inspeccionarlo.

_ Ahora sí que la he jodido... _ se lamentaba el soldado, mirando el cuerpo inmóvil de aquel hombre. Sin embargo la mirada del muerto, era extraña. Se acercó para verla más de cerca.

Una mano aferró al soldado por el cuello. El soldado se llevó las manos a la garganta intentado zafarse, entonces el sargento agarró con la otra mano la barbilla y con un giro brusco y en seco, le partió el cuello. Se quitó de encima el verdadero cadáver y rapidamente cogió el rifle del soldado y salio fugaz por la puerta...

<<<>>>

6 comentarios:

Daniel dijo...

Será un milagro que HDZP escape. Dicen que en la entrada de la base de la RP Ruby ordenó poner el siguiente cartel:

ABANDONAD TODA ESPERANZA,

en referencia al Infierno de Dante. Por cierto, La Divina Comedia figura en la lista de libros prohibidos desde el 2011, año del atentado contra Pío Moa.

El Cerrajero dijo...

##Acceso info-A000##
##Canal Folclore##
##Asunto: Orgullo de Madre##


¡¡¡Ayyy, este es mi HdZP!!! que orgulloso estoooyyyyy xDDDDD

HartosdeZPorky dijo...

Me encanta... lo que me he reído con lo de la hamburguesa... :)

Maya dijo...

Esto ya está mejor... ¡a por ellos, HDZP!

Pere dijo...

Seguro que los mamotretos no le dejan escapar!!! con Ruby por alli?? no sale vivo ni de casualidad!!

Triste Romeo dijo...

¿Va bien la cosa? jeje A unos os veo eufóricos a otros no tanto y a otros pesimistas...

¿Qué ocurrirá en el siguiente Capítulo? ¿Qué ha sido de la Comandante Maya y la soldado Pere? ¿A dónde se dirigiran ahora los capitanes Daniel y Romeo? ¿Logrará escapar el Sargento Hartosdezporky? ¿Y la Republica de Guadalmecín? ¿Resistirá el ataquen de las fuerzas de la R.P.? ¿Aparecerán nuevos personajes quizá?

TODO ESTO Y MUCHO MÁS EN EL PRÓXIMO CAPÍTULO DE MAZP MAX... XDDDDDDDD