Año 2017 de nuestra era.
Tras nefastas acciones políticas de la Izmierda nuestra patria vive inmersa en una guerra civil. Todo lo que antaño fuese digno de amar en nuestra convulsa nación ha quedado reducido a cenizas, dejando paso a un nuevo periodo en nuestra ibérica historia: MAZP MAX

22 de abril de 2007

CAPÍTULO UNDÉCIMO - Polvo, sudor y sangre.

Todos habíamos salido cagando leches de la tienda de campaña, al salir pude contemplar la catástrofe que ocasionó la explosión. A unos doscientos metros de la tienda donde nos encontrábamos pude divisar un tremendo agujero en forma de crater, tiendas incendiadas y docenas de heridos o quizás muertos, esparcidos por el punto de impacto del proyectil. Ya lo había visto muchas otras veces, sin duda se trataba de un mortero, estas armas alcanzan una distacia de unos cuatromil metros causando daños terribles. Sería dificil llegar hasta ellos porque se encontrarían a la retaguardia del enemigo como fuego de apoyo.

Ahora lo que primaba era pillarse un buen equipo para la batalla, así que como el resto de mis tres compañeros me dirigí corriendo al improvisado almacen de municiones, una inmensa tienda de lona en la que se guardaban las armas y la munición a modo de polvorín o santabárbara. Sorteé algunas tiendas y encontré la tienda. Mis compañeros ya estaban dentro. Al entrar el capitán Daniel me lanzó un arma.

_ Lo de siempre, ¿no? jeje

_ Gracias, jeje ya me conoces...

El arma que me habñia lanzado era mi favorita, la que siempre usaba: El subfusil alemán MP5, una birguería de ametralladora con una cadencia de fuego de ochocientos disparos por minuto y con cargadores de treínta proyectiles de capacidad. Una lindeza cargada por el mismisimo diablo. Asimismo me hice con munición para mis dos revólveres S&W 60 del calibre treinta y ocho, un chaleco que me puse bajo mi chupa de cuero negra y un par de granadas Mk 2-A1 estadounidenses.

_ Mucha suerte chicos, y dadles caña _ nos deseó a todos la Comandante Maya.
_ Igualmente Comandante_ contestamos todos a la vez.

Tras esto salimos fugaces del polvorín. Las mujeres se separaron y el capitán Daniel se quedó a mi lado. Corríamos a través del campamento a campo abierto con todas las escuadrillas, entre gritos de oficiales enfurecidos dando órdenes a sus hombres. Daniel y yo corríamos con miles de soldados de la república, para el encontronazo de lleno con el enemigo. A medida que recorríamos el trecho que nos separaba, iban cayendo innumerables hombres a nuestro paso, víctimas de los impactos de balas que silbaban muy cerca de nuestros cuerpos. Las que no impactaban en nuestros hombres se perdían entre la multitud, yo mientras corría rezaba a nuestro señor porque no sucediese lo primero y por el bien de España. Y al fin alcanzamos una inmensa duna que no serviría de apoyo y defensa. La subimos casi sin aliento, y nos tiramos en la cima con nuestros fusiles. Y empezó la descarga.

Empecé a disparar a todo blanco que se pusiese a tiro, primero cayo uno, después dos y luego cuatro. Daniel me llevaba ventaja, siempre había disparado mejor que yo, para que nos ibamos a engañar. Era cuestión de segundos que nos alcanzasen, así que esperamos el combate cuerpo cuerpo aniquilando a soldados de la R.P. hasta su llegada.

Y llegaron...

***

Mientras en otro punto de la batalla, el coronel Espantapájaros y sus Leones de Ambioleto ataviados de trajes marrón caquí, cargaban contra el enemigo equipados con sus famosos lanzagranadas RPG-76. Una fila de 20 hombres desplegados en primera fila se postraron en la tierra apuntando con sus bazookas a una división de tanques M1 Abrams compuesta de 4 vehículos.

_ ¡Apunten muchachos!_ gritó con su potente garganta de líder, el coronel. _ Esperen, un poco más... un poco más...

Los tanques los habían detectado y viraban sus cañones hacia los Leones que insensibles al miedo, observaban tranquilos a las bestias de acero que amenazaban con volarlos por los aires.

_ ¡¡¡¡¡¡FUEGO!!!!!

Veínte misiles salieron disparados, estrategicamente ordenados para abatir a los cuatro colosos metálicos. Cinco misiles por carro de combate. Tres de ellos chocaron contra uno de los vehículos haciendolo saltar al mismo cielo, al igual que los otros tres que habían sido alcanzados por alguno de los quince proyectiles restantes. Los Leones de gritaron de euforia ante el éxito, haciendo gala de porque se llamaban leones, sus gritos no eran sino los rugidos del rey de las junglas africanas. Asi pues, todo el batallón de leones avanzó triunfante hacia el frente.

14 comentarios:

Mapashito dijo...

Maravilloso espectáculo de nuestras tropas, todo se ve mejor desde los monitores y con mis cacahuetes en la mano xD espero que la batalla siga así y no me obliguen a entrar en acción, o alomejor no me tienen ni que obligar Jua Jua Jua

Pere dijo...

Dura batalla. Se están llevando su merecido!!! Bien por el Capitan Daniel!

El Espantapájaros dijo...

Hay que reconocer que esto se va superando cada día, que es más emocionante y dan ganas de más capítulos. De momento la batalla se desarrolla según lo previsto, pero me imagino que la insidia de la RP se guarda algún as en la manga. Por no decir que sus esperpénticos oficiales pueden aparecer en cualquier momento.

Un saludo

Daniel dijo...

Romeo, espero que nos hayas pertrechado con algunas armas blancas para el combate cuerpo a cuerpo... Ya casi puedo sentir el sucio olor a progre rancio del enemigo al otro lado de la duna.
Tenía razón el coronel Zapataplús... Esto no es Perejil!

# pere: A por ellos!!!

Triste Romeo dijo...

#Mapashito: ten cuidado no te vayan a destinar... XDDD

#Pere: ¿Y los demás qué? ¡Qué también somos de Dios! snif...snif...

#Espantapajaros: La cosa se va poniendo curiosa, ¿verdad? Esperemos poder acabar con algún apestoso oficial de la R.P. ¡¡¡Tu escuadrón de Leones se están ganando el pan!!!

#Daniel: ya veremos como se nos da eso de dar leches a diestro y siniestro juasss

Legionarius dijo...

¡ FUERZA, MOVIMIENTO Y CHOQUE !

Pere dijo...

Si TR, todos somos hijos de Dios !!! perdona!!
Ahora viene el cuerpo acuerpo y yo puedo pasaros las armas blancas que pide el Capitán Daniel!!

Sahndrah dijo...

Seré breve para no entorpecer el excelente trabajo y el sacrificio de los guerreros de la libertad. Vuestra lucha la siento tan mia como las líneas de mis manos, desafortunadamente otras guerras me mantienen de un lado para otro,por lo que no puedo garantizar mi contínua aportación, pero no dudeís que lucho en el mismo bando y que,eso sí,podeís contar conmigo para hacer llegar a todos los campos de batalla las memorables gestas de los miembros del MAZP.
No dudeís en utilizar artillería pesada pues el otro bando cuenta con soldados adiestrados con potentes técnicas de lavado cerebral.

Persio dijo...

-No hagáis sangre -nos decían.
Pero fue inevitable. La libertad tenía un precio

INASEQUIBLE AL DESALIENTO dijo...

Tengo preparada a la DIVISIÓN 250 (en homenaje a la valiente División Azul, experta en visitas a casa del enemigo), de patriotas voluntarios, para asaltar el cuartel de la R.P. y enganchar del cuello a la Rubiana Mamotreto.

¡¡ NO PARAR HASTA CONQUISTAR !!

INASEQUIBLE AL DESALIENTO dijo...

Por cierto, tenemos la base montada en la antigua huerta de Murcia, ahora desértica por falta de agua y tomada por la milicia marroquí, encargada de eliminar sin piedad cualquier rastro de resistencia nacional y patriótica.

Pere dijo...

La sangre era necesaria!!!!! no se pudo remediar!! La mamotreto quedó mal herida!!
La huerta Murciana está desértica,porque estos del RP se bebieron todo el agua!!! se han hartado!! como que las proximas pateras van a entrar por Zaragoza!!!jajaja.

Zapataplús!! dijo...

Compañeros, esto no ha sido nada. Una simple batalla en nuestro camino... la verdadera batalla está por llegar. No debemos olvidar la verdadera.

Propongo: cambiar los avatares de los MALOS.

HartosdeZPorky dijo...

Ha llegado a mis oídos que algún Jefe ha propuesto mi ascenso a oficial. No niego que es un halago. Pero ruego a los mandos me permitan seguir en mi labor con la tropa que me necesita en el campo de instrucción. No soy hombre de despacho.